El aceite de oliva virgen, las nueces y el vino mejoran la cabeza

Últimas noticias

Gran éxito del #ViverWineFest

IMG-20170804-WA0019Vino y diversión en torno a La Piel de la...


Leer más...

WINEFEST "LUNA DE AGOSTO"

Vino Cooperativa Viver - La piel de la vid - Luna de agostoCompra de entradas en el 964 14 10 50

El primer...


Leer más...
Próximos eventos

No hay eventos próximamente.

2012_ao_internacional_cooperativas

olivico

El aceite de oliva virgen, las nueces y el vino mejoran la cabeza PDF Imprimir E-mail
Noticias de la Cooperativa
Jueves, 19 de Abril de 2012 09:56

2012_CEREBRO_HUMANOUn estudio del Clínic de Barcelona, publicado en la revista científica Journal of Alzheimer's Disease, demuestra que estos tres componentes, básicos de la Dieta Mediterránea, protegen del declive cognitivo asociado a la edad afinando hasta el punto de afirmar que el consumo de aceite de oliva virgen se asocia a mejores puntuaciones en pruebas de memoria verbal, la ingesta de nueces con mejor memoria de trabajo y el consumo moderado de vino con mejor función cognitiva global

Al conocido beneficio cardiovascular que proporciona el consumo frecuente de aceite de oliva, nueces y vino -este en cantidades moderadas- se añade ahora la protección de la memoria y la capacidad mental que ejercen esos mismos alimentos. Así lo ha demostrado una investigación realizada por médicos del Hospital Clínic, de Barcelona. Los participantes en el estudio, 447 ciudadanos de 55 a 80 años, fueron seleccionados por su condición de consumidores habituales de esos tres productos, que tomaron en las cantidades que tenían por costumbre.

La investigación, que ha publicado la revista científica Journal of Alzheimer's Disease, especifica que el aceite de oliva favorece la memoria verbal, es decir, el dominio del vocabulario incorporado; la ingesta de unos 50 gramos diarios de nueces se asocia a una mejoría en la memoria de trabajo, y el consumo de 50 gramos de alcohol diarios (tres copas de vino tinto los hombres y la mitad las mujeres) conduce a una mejor función cognitiva global. Todo ello, añaden, «puede proteger de la demencia de Alzheimer y del declive cognitivo asociado a la edad».

La investigación, coordinada por el doctor Emili Ros, responsable de los estudios sobre la hipertensión y el riesgo cardiovascular en el Clínic, forma parte de un proyecto más amplio, denominado Predimed, en el que se analiza el efecto protector de los antioxidantes que contiene la dieta mediterránea frente a las enfermedades del corazón y el cáncer.

El estudio tiene en cuenta el hecho de que el envejecimiento fisiológico del ser humano implica una pérdida natural del rendimiento cognitivo, en especial de la memoria, y describe los factores que pueden ayudar a minimizar el paso de los años en las funciones mentales. La alimentación está considerada uno de los pilares fundamentales de ese objetivo, en especial los componentes de la dieta mediterránea. Frutas frescas, verduras, pescado y vino tinto, en los que abundan los ácidos grasos poliinsaturados, las vitaminas del grupo B -protectoras del sistema nervioso- y los antioxidantes son considerados imprescindibles.

Fuente: El Periódico